Histórias de Vida

Con la última vaca!!!...

Data: domingo, 15 de abril de 2018 - Hora: 01:53

Nacido en el campo, Miguel Souza, es un jinete reconocido de quien anda en el mundo de los caballos.

Que no es para menos, ya ganó Freno de Bronce en el año 2006, Bocal de Oro en el año 2002, y ahora en el 2018, su más reciente conquista ... el Bocal de Oro por segunda vez.

Bageense, 41 años, casado y con dos hijas. ¡Apoyo a la hora de participar en las pruebas, es lo que no falta! Las pruebas, que son sueños, son metas a cumplir, y claro, todas en torno al Freno de Oro, prueba máxima de la raza criolla.

Su primera participación en esta prueba que tantas emociones promete, y que requiere mucho entrenamiento, fue en el año 1995. Que para y emoción del jinete, conquistó el quinto lugar.

Pero… vamos a lo que interesa?

¿Qué momento es ese de pasar del lugar número 37 al primer lugar?

Sí, queridos lectores. Así mismo, como ustedes están leyendo.

¡Miguel Souza, y Xiba del Infinito lo hicieron!

Fue durante el Bocal 2018, que toda esa emoción ocurrió. ¡Emoción para los dueños, emoción para quien acompaña, pero... emoción mismo era para quien tenía la yegua en las riendas!

Xiba do Infinito y Miguel Souza se conocieron hace menos de un año, en agosto precisamente. Con menos de dos meses de entrenamiento, decidieron ir a intentar credenciar la yegua en Santa María.

Para su sorpresa, ellos credenciaron con una media de más de 19, quedando en segundo lugar, y proyectando el mes de abril del año próximo, cuando sucedería el bocal.

El tiempo se pasó, y el momento de la disputa llegó.

El jueves, en el parque Assis Brasil en Esteio, allí estaba la dupla, pisando con confianza.

Las primeras cuatro yeguas de la importante clasificatoria, salieron con una media por encima de 8, lo que hacía pensar a Miguel que si ellas andaban bien, sus posibilidades habiendo quedado en 37, eran mínimas. Pero aún así, ellos fueron a la lucha, para demostrar lo que sabían, confiando que llegarían a conquistar una vacante de las 8.

Viernes... pasaron a séptimo lugar. Lo que hace a Miguel pensar un poco más alto. Pues sabía que en las siguientes pruebas, Xiba, tenía un buen desempeño.

En la prueba de la manguera, estando en tercer lugar, la yegua de la punta hizo más nota que el resto, lo que hizo pasar por la cabeza de Miguel, que el sueño del Oro, estaba un poco lejos, pero aún así, faltaban dos pruebas, y como todos decimos ... "Hasta correr la última vaca nada está decidido".

Y así fue... fue subiendo, puntito a puntito. Recuperando algunos en el Bayard Sarmento, pero... esperando la hora de pedir puerta en la boca del brete.

Y esa hora llegó, qué momento!

En la primera vaca... 9,5-9,5-9,5.
En la segunda vaca…10-10-10!

Sí ... lamentablemente, tendrían que correr muy bien para alcanzarlos. Hicieron un promedio de 19,500 sobre 20 puntos en la paleteada.

Con la última corrida, con la última vaca, bien a la hora de la retomada, Miguel y Xiba estaban conquistando su más nuevo título, el Bocal de Oro.


Por: Maria Eduarda Sanes
Fotos: Felipe Ulbrich