11111111111111Chefes de Raa

colunas

Jefes de Raza.
por Arturo Montory Gajardo

Data: quinta, 29 de outubro de 2020 - Hora: 15:29

Este año 2020 marcado por un problema de salud a nivel mundial por ello llamado Pandemia, nos ha obligado estar más retirados y con ello disponer de mucho tiempo de pensar, estudiar y sacar conclusiones en relación con un tema tan apasionante como es algunos tópicos sobre la Raza Pura Chilena y por ello me quero extender en relación con los llamados Jefes de Raza.




  1. Se denomina "Jefe de Raza" a un reproductor que tenga las condiciones de transmitir sus bondades morfológicas y morales o de función, pero lo más importante que signifique un avance para la Raza, en que sus hijos resultan en gran proporción, ser mejores individuos que el mismo padre, imponiendo en ellos un gran Sello Racial.     

  2. Otra característica, obligatoria para darle este apelativo a un reproductor, es su "prepotencia hereditaria" que consiste en que en cualquier yegua por mala que sea, mejora en su hijo la calidad de la madre. Para que un Jefe de Raza pueda lucir en todas sus formas sus bondades, sus hijos deben someterse a rigurosas pruebas y darles además en la crianza las mejores condiciones, para que los genes mejoradores del padrillo se manifiesten en toda su amplitud. Un Jefe de Raza marca un tipo definido en su descendencia, lo que resulta que cualquier persona aficionada puede distinguir a simple vista un descendiente de él. Un Jefe de Raza no sólo lo es en sus hijos, sino en debe manifestarse en nietos y bisnietos, también debe tener la cantidad de crías suficientes para probar su poder de liga, un ejemplar de estas características raramente entrega un hijo malo.     



El estudioso criador uruguayo Luis Pedro Valdés Strauch nos ilustra sobre la palabra Jefe de Raza, cuyo origen se encuentra en Francia, en los albores del siglo XX.  

Dice: Quien acuñó el término "Chef de Rase" para el Pura Sangre de Carreras (Thoroughbred) fue el Teniente Coronel Jean Joseph Vuillier, en su libro "Les croisements rationnels dans la race pure. Traité technique d'élevage. Etude des principaux étalons européens", cuya primera edición data de 1908. En su libro, Vuillier estudia en forma detallada los pedigríes de los principales triunfadores en los hipódromos de Inglaterra y Francia en la época. Notó que existía un reducido número de reproductores que aparecían constantemente en los antecedentes de los ganadores. Llamó a este selecto grupo de Chefs de Race (Jefes de Raza).

Estos padrillos son los que formaron o moldearon la raza. Otra de sus observaciones fue que cada 15 a 20 años, una nueva generación de Jefes de Raza emerge, fijando eventualmente su propio grado de influencia en los pedigríes destacados. Este recambio de reproductores dominantes de gran influencia en la raza provee un modelo para explicar la evolución de la raza Pura Sangre de Carrera. Vuillier encontró en los pedigríes de los grandes corredores estudiados combinaciones prácticamente iguales de los distintos Jefes de Raza. Llegó a la conclusión -y con esto a una teoría que perdura hasta nuestros días en el ambiente de las "carreras de caballos", que existe una combinación ideal de Jefes de Raza en un pedigree, para que el portador de este tenga las máximas probabilidades de triunfar. Llamó a esta combinación ideal dosificación (dosage). Los criadores debieran planificar los pedigríes de sus productos para que tengan la dosis o combinación de Jefes de Raza que se acerque al ideal. Vuillier aplicó con éxito su teoría como asesor del Aga Khan en materia de crianza de caballos de carreras. De esta crianza salieron notables caballos como Bahram y Nasrullah (ambos considerados Jefes de Raza), entre muchos otros.    

En la Raza Chilena a partir del 1886 se empieza a trabajar en la formación del Stud Book, una Comisión de expertos selecciona las diversas familias caballares puras de la época, con cuyos descendientes se inicia el Registro o Stud Book en 1893, alli se nombran Fundadores de Familia.       

El libro El Caballo Chileno de Uldaricio Prado, es publicado en 1914 y relata sobre los progenitores de la Raza. Mencionaremos sólo las que han tenido continuidad hasta los caballos actuales con una importante cantidad de individuos.

Ellos son:

Guante I, Angamos I, Africano, Chamal, Gacho y ya con menos individuos por línea directa Halcón II y solo por líneas maternas Codicia y Bayo León, Mancha.  Por lo tanto, los Fundadores de Familia más influyentes y vigentes por línea paterna son Guante I, Angamos, Africano y Gacho.      

A partir del siglo XX y con plena influencia actual se ha llamado  Jefes de Raza a “Los Torunos Alcatraz” (nacido 1911), “Aculeo Quebrado” (nacido 1919), “Las Mercedes Taco” (nacido 1960), “Casas de Polpaico Estribillo” (nacido 1967) y por sus actuaciones en Brasil “La Invernada  Hornero” (nacido 1971) Numero 1 en Registro de Merito de Brasil, “La Invernada Aniversario” (nacido 1965) con gran aporte funcional y morfológico en Argentina y luego en Brasil; en Argentina Aculeo Condorito (nacido 1967) y “Curitoro Facón” (nacido 1984), ambos con influencia funcional muy marcada en Argentina, Uruguay y Brasil. Por último, se ha encumbrado en los últimos años al lugar Número 2 del Registro de Merito de Brasil, Santa Elba Señuelo (nacido 1977).

En Chile durante la década del 2000 vienen avanzando con mucha fuerza con ese destino, “Buen Principio Plebiscito” (nacido 1988), Santa Isabel Talento (nacido 1991) y Paicaví Requinto (nacido 1992). El primero de línea Comunista-Quebrado y Rumbo-Mirquen, el segundo de línea Comunista y Nunca en Domingo-Colibrí; y el ultimo, línea Picurrio- Longaviano y Madrigal.

Están en ellos representadas todas las familias de los Fundadores de la Raza y son Guante I (Comunista), Africano (Mirquen), Gacho (Nunca en Domingo) y Angamos (Madrigal).

Un Jefe de Raza siempre proviene de una muy buena madre, la que además trae una firme línea materna, nunca resultan por casualidad, tampoco nadie sabe en ninguna raza caballar cuando aparecerá un potro de estas características, porque después que prueban su cualidad reproductiva le damos este título.

El futuro dirá si alguno de los nombrados asciende al pedestal de ser merecedor al título honorifico de Jefe de Raza.      

Apreciación personal de potros mencionados.

-El famoso colorado “Buen Principio” Plebiscito, lo conocí por los años 1997, por referencia de Alejandro Cuevas M. propietario del criadero El Vaticano ubicado en Roma- San Fernando, el cual estaba impresionado por el potro, que lo había visto correr ya bastante en rodeos de la zona de Colchagua, y me invito a un rodeo Inter asociaciones de San Fernando efectuado el 22-11-1997, donde corrió el Plebiscito y el tordillo Quinchero montados por Villalobos y Rojas.

Ganaron con 25 puntos, siendo jurado Marcos Millán.

En dicho rodeo también estaba corriendo Samuel Parot y Sergio Tamayo en Capuchino y Emeterio, potros ya muy conocidos a los que también pude observar con mucha detención.

En la mañana de ese día tuve tiempo de ir a conocer en el parque Abel Bouchon, las pesebreras donde estaba el Plebiscito, estuve observándolo más de una hora y la verdad me impresiono a primera vista, era colorado, de pelo fino muy brillante, caballo inquieto, relinchaba y observaba con mucha atención lo que pasaba a su alrededor, estaba en gran estado físico, muy ceñido y se notaba una musculatura impresionante, ni un kilo de grasa, y visto de atrás las piernas con dos corridas de músculos muy vistosos, partidos al medio.

Cabeza y cuello erguido, moño regular, una linda, poblada y ondulada cola, herencia de su antepasado Curiche Rigor, igual que la forma de su cabeza.

Su masa muscular tan marcada y fina fue lo que más me impacto, se notaba fuerza y energía contenida, imposible que un potro así pasara desapercibido.

Lo vi correr y buenísimo, cuya campaña es ampliamente conocida.

En la reproducción excelente hasta la actualidad con hijos, nietos y nietas, ganadores de rodeo y de exposiciones.

Sin duda un ejemplar de excepción, el tiempo dirá dónde va a llegar con su herencia.

-El alazán “Santa Isabel” Talento lo conocí en 1994 en el criadero en Graneros, porque cuando andaba cerca viajando, iba a saludar a mi amigo el veterinario Carlos Miranda, el cual siempre me atendía con especial deferencia y me mostraba los caballos que ahí estaban. En una de esas ocasiones me llevo a conocer un potrillo recién llegado del sur, un alazán que sería el famoso Talento, que ya llamaba la atención por su prestancia y estructura.

Años después ese potrillo sería un crack, y con la monta de Juan Carlos Loaiza M. tocaría la gloria corralera. Su campaña es ampliamente conocida.

En el ranking histórico desde 1955 a la fecha (año de su inicio) el potro Estribo gana en la Estadística, porque el Talento, un año no vino a correr la final a Rancagua a pesar de estar Clasificado, seguramente había llegado al domingo en la tarde, y esos puntos, muy pocos, le faltaron para alcanzar el número 1 de la estadística.

-El tordillo después, aunque nacido bayo “Paicaví” Requinto lo conocí de dos meses, al pie de su madre Sorocha, y ya era muy llamativo, al poco tiempo lo compro Rubén Valdebenito para criadero Peleco donde lo crio y “arreglo”.

Cuando por vacacione iba a mi tierra de Cañete, era lugar obligado ir varias veces a Contulmo a ver los caballos de Peleco, y ahí estaba el joven Requinto, regalón de siempre de Rubén. 

Lo mantenía en pesebrera, pero tenía un potrerillo ovalado cercano a la casa, y durante el día donde lo soltaba. Constituía todo un espectáculo verlo suelto, corría por el entorno completo, relinchaba, incansable, se mostraba orgulloso, se sentía ganador, se lucia solo, típico de un potro raceador, que se destaca solo del resto, característica de la herencia “berberisca”, sangre que corre en abundancia por sus venas, el famoso “salto atrás” a través de su origen quilamutano.   Nos hace recordar el famoso tordillo moro berberisco del harruquero aquel, potro que iba de regalo al Rey de Granada y por un cólico lo dejaron abandonado en Jerez de la Frontera, recuperado y maravillando a todos, por su estampa, crines abundantísimas y montado con giros increíbles, fue fundador a fines del 1500 de la “casta” de los famosos Guzmanes y Valenzuelas, influencia que según Francisco Antonio Encina A. llego a Quilamuta.

Requinto arreglado en Peleco y corrido por Gustavo siendo un niño aun, cumplió una larguísima campaña montado también por grandes jinetes como Rene “Oco” Guzmán y “Joselo” Astaburuaga M. Cada vez que entraba a la medialuna era obligado del público fijar la mirada en su estampa, jamás paso desapercibido.     YouTube, Criadero Paicavi