11111111111111Arreglador y jinete huaso, Ruperto Valderrama Miranda

colunas

Arreglador” y jinete huaso, Ruperto Valderrama Miranda
por Arturo Montory Gajardo

Data: segunda, 7 de junho de 2021 - Hora: 08:59

Ha fallecido a los 91 años el gran Ruperto Valderrama M. ganador de cinco Campeonatos Nacionales de Rodeo y “arreglador” (adiestrador) de 8 caballos Campeones de Chile.

Ellos fueron: 

-Los caballos “Manicero y Matucho”, el primero fue tres veces campeón de Chile y estuvo primero en el Ranking de caballos muchas veces, hijo de la yegua Palmira Piedraita, que después compro don Ramón Cardemil para su criadero Santa Elba; el Aculeo Matucho fue dos veces campeón de Chile y era propio hermano de la Aculeo Percala y Aculeo Nutria 2.

-Las yeguas “Envidia y Venganza” campeonas de Chile en nacional de: Linares; Santa Elsa Envidia hija de Huinca por Tapaboca; La Ventana Venganza hija de Mirador por Volador II, y reproducida en Santa Elba.

-Las yeguas “Percala y Pelotera”, Campeonas de Chile en nacional de Rancagua; Aculeo Percala fue primera en el ranking de yeguas y excepcional madre de criadero Santa Elba; Las Hortensias Pelotera, primera yegua que obtuvo el premio Sello de Raza, hija de Las Camelias Refuerzo por Quebrado.

-Los caballos “Manicero y Trampero”, campeones de Chile en Rancagua en 1968; Las Mercedes Trampero era hijo de Curiche Salteador en Tarambana por Rascucho-Batro. Ambos en ranking de caballos en esa época.

-Los caballos Tabacón y Trampero, campeones en Rancagua en 1973; Las Mercedes Tabacón (luego fue castrado) dejo a Santa Elba Secarrona, gran madre. Tabacón fue primero del ranking de caballos muchas veces.     





Además, participó en arreglo de la yegua Negrete Carretera campeona de Chile en 1974, y en el arreglo del bicampeón de Chile Santa Teresa Papayero y monto de nuevo también al gran Las Vizcachas Reservado, campeón de Chile muchas veces. 

Ruperto también trabajo y corrió el reconocido potro Lolcura Rotoso.

El padre de Ruperto don Jovino Valderrama era un conocido y eficiente jinete de la zona de Guacargue en la provincia de O’Higgins, el cual enseño el camino y gusto por el caballo chileno y su arreglo al niño Ruperto, el cual, ya de 8 años participaba en los rodeos de la zona.

Cuando tenía 17 años llego al campo y criadero Las Hortensias de Guillermo Cardemil Moraga, del cual era también socio su hermano Ramón, ellos compraron el potro, ya mayor, Las Camelias Refuerzo, que Ruperto trabajo y corrió, pero por la edad del caballo lo dejaron solo para reproducirlo donde fue un éxito. 

También tuvieron en la reproducción otro hijo de Aculeo Quebrado, el colorado Las Camelias Estafador, padre de la famosa yegua Posturita, que fue la primera que “arregló” Ruperto.

En Santa Hortensia nació la yegua Pelotera, que después perteneció solo a Don Ramón y también Ruperto se fue a trabajar al criadero Santa Elba en exclusiva.





Ruperto fue el arreglador y jinete que impuso la técnica al rodeo, esto era “hacer atajar sus caballos en forma muy suave”, sin golpes, ni espuelazos, solo “detenía” los novillos con una simpleza impresionante, era el único con esa excepcional técnica, además de ser un jinete muy bien “sentado en la montura”, elegante, con personalidad, imponía su presencia en la medialuna y con Don Ramón Cardemil formaron una collera de las mejores de la historia.

Luego de retirarse Santa Elba corrió con muchos otros compañeros, todos de primer nivel. 

Además, era un gran jinete del Movimiento a la Rienda.





Ruperto era un atleta completo, siempre fue delgado y muy ágil, de joven boxeaba y jugo futbol hasta avanzada edad, y ya con más de 85 años aun daba clases de rodeo y manejo del caballo, montado haciendo las pruebas de exhibición, excepcional persona, un superdotado y de una vida en extremo ordenada.

Siempre lleno de amigos y reconocimientos, adonde fuera lo recibían felices, fue muy homenajeado en vida lo cual siempre agradecía.

Tuve la suerte de pertenecer a Asociación de Rodeo de Curicó en la década del 1960 y 1970, por lo cual pude apreciar de muy cerca toda la campaña de esta collera eterna formada por Ramón Cardemil M. y Ruperto Valderrama M., fundadores de la llamada Escuela Curicana.

Descanse en paz Ruperto “Don Rupa”.





Fotos: arquivo pessoal